martes, 17 de mayo de 2011

Piercing.

Ahí estaba yo, sentada en esa camilla, él se puso entre mis piernas, cogió mi cara con suavidad y sonrío mirándome, yo comencé a temblar un poco y volvió a reír diciendo en susurro: ¿Estas nerviosa? Yo asentí y poco a poco me quitaba las gafas y la chaqueta ante el calor del momento, pronto me dijo que me recostara y yo le hice caso, respire hondo y sonreír al verlo mirarme mientras trajinaba buscando entre los cajones. Cuando se coloco yo cerré los ojos para no mirar y ponto sentí esa punzada tan dolorosa, mi labio superior se humedecía del sudor y yo respiraba acelerada cuando cada vez sentía como entraba más y más. Pronto comenzó a sacarla y meterla y yo sentía como mi pecho se aceleraba, cada segundo eran como minutos y los minutos como horas, tenía ganas de que acabara, entonces por fin acabo y la saco haciéndome dar un leve gemido ante el dolor, abro los ojos y lo miré y dijo: Ya puedes levantar. 
Me levante con cuidado aun me temblaban las piernas, entonces me mire al espejo, mis pelos estaban un poco mal de estar tanto tiempo recostada y en mi nariz estaba el pequeño piercing que quería hacerme ;)
Sí, mal pensadoooos, que me hice un piercing *-* en la nariz :$ y estoy muuuuy feliz.
Hoy es un gran día :$ y me gusta eso :$


2 comentarios:

Liz dijo...

JAJAJAJAJA mal pensados dice, pero si eres tú que escribiendo como lo has hecho nos haces pensar mal.
Pero mola mucho, y me encanta como tú;$♥

el k siempre esta dijo...

jajajaja me wsta sta entrada.. ;)