domingo, 11 de diciembre de 2011

Fin de año.

Cuando menos te lo esperas te das cuenta de que esos doce meses, esos 365 días y esas de miles de horas de esté año llega a su fin, lo más gracioso es que cuando queda menos de media hora comienzas a recordar todo lo vivido, desde el principio del año hasta esos cinco minutos o diez que te quedan.
Ahora mismo nos quedan 20 días para despedirnos del 2011 y comenzar ese dichoso año que mucha gente piensa que acabara el mundo: 2012. Yo no pienso eso, al contrario, pienso que en el 2012 yo por fin podré encontrar el calma, mi felicidad, mis ganas de comerme el mundo; No quiero decir que ahora mismo no quiera comerme el mundo, pero es que solo me quedan 20 días y que mejor que comérselo nada más cuando cruces ese nuevo día.
¿Saben qué? En estos días me a dado por pensar, por recoger de mis lagunas los buenos momentos de esté año...Y han sido muchos, el nacimiento de mi primita, trabajar en una buena tienda, mi confirmación, fiestas...y muchas más cosas entre ellas he recuperado a una persona un buen amigo con el cual ahora hablo y me hace sonreír.
He conocido a muchas personas con las que quiero cruzar esa nueva linea al próximo año y quiero reír con ganas, que este repleto de suerte, de ganas y suspiros. Hoy me dio por pensar en lo magnifico que era empezar de nuevo, de cero dando esperanzas a nuevas metas y propósitos.
Es de mi agrado comunicarles algo...
Feliz Navidad y prospero año.

2 comentarios:

Laura. dijo...

Pues sí. Yo tampoco creo eso del 2012. Es una tontería. Y sí, siempre nos da por pensar en el año que ha pasado y cuando miras atrás ves lo bueno, lo que te ha echo sonreír, pero también lo malo. Por eso nos dan otra oportunidad para mejorar el año pasado.
Tu blog es precioso!*_*
Un beso!(L)

Virginia Rosa. dijo...

Ami tambien me pasa lo mismo, cuando quedan minutos para que termine el año hago un resumen de todo lo que me ha pasado. Me ha gustado mucho la entrada :)
Un besazo enorme